viernes, 12 de junio de 2015

De: Chopin su cara A y B según Eusebio Ruvalcaba

En el 2010 la revista Pauta le dedicó un  par de números a Chopin, con motivo de festejar su cumpleaños 200; ese número de la revista me costó un poco de trabajo encontrarla, pero la hallé en la librería del Centro Cultural Elena Garro en Coyoacán, ha sido la primer revista Pauta que leí y me hice fan de la publicación, por cierto he de ir a buscar algún número reciente. Bien, de la Pauta 115/116 releí el artículo de Eusebio Ruvalcaba, en donde muestra, en su particular punto de vista las caras A y B de Chopin, les comparto lo que más me gustó, en orden de menor a mayor:

De la cara A:

  1. Chopin le inoculó el veneno de la tragedia al romanticismo por vía intravenosa.

De la cara B:
  1. Quien pretende encontrar en la poesía la equivalencia de Chopin, habrá de remontarse a la bóveda celeste.
  2. Chopin produce adicción. Y ningún adicto cambia la coca por la piedra. Ningún adicto cambia a Chopin por Rachmaninov.
  3. El mejor momento para pedirle a una mujer que haga el amor contigo es cuando está escuchando a Chopin; con toda seguridad te va a decir que no.
  4. La música entra por donde encuentra una fisura; tal cual el agua se abre paso entre las rocas. En el centro de todo corazón existe una fisura llamada tragedia; es la fisura por la que entra Chopin.
  5. Chopin nunca envejece. Su edad está en la palma de la mano de cada hombre joven que lo escucha.
  6. El filo de la noche es Chopin.
  7. Cuando por fin la noche nos cubre y el manto de la tristeza se adueña de nuestra voluntad, cuando por fin dejamos de percibir en nuestras mejillas el dulce viento de la alegría de vivir, cuando nos damos cuenta de que hemos estado engañándonos, Chopin se presenta y nos da la mano. No estamos solos en nuestra desesperación. En nuestra derrota. Él nos mira con los ojos amorosos de sus Valses. Que nunca son nuestros.
  8. Un corazón cumple 24 palpitaciones por minuto. Son los preludios.
  9. Si abres el diccionario enciclopédico en la letra ch, la música escurre.

2 comentarios:

Yocchi Contreras dijo...

¡Oh! Qué cosas tan lindas y trágicas, tal como él. :'o
PD: ¡Me encanta tu blog!

La Lupe dijo...

Sí este artículo me gustó mucho. Y él como todo genio del arte creo que era intenso a pesar de su refinamiento y su fragilidad física.
¡Que gusto que te agrade este espacio! :)